Suscripción

Suscribirse a las actualizaciones en castellano de estas páginas:

Compartir esta página

Publicidad




Olivo: asiento

Contenido:

Construcción artesanal de una bicicleta reclinada larga con el cuadro de madera. Detalles de la construcción del asiento.


  1. Primer respaldo

    La primera versión del respaldo era propiamente un respaldo de una silla de oficina, desgastada sin nueva reparación posible tras 16 años de uso, cubierto de gomaespuma.

  2. El primer respaldo, fijado

    Unimos el respaldo a una tija de sillín con dos escuadras de estantería, atornilldas al respaldo con una plancha metálica en medio para aliviar la presión y sujetas con tornillo a una articulación de sillín convencional.

    De este modo se podía regular la distancia y la inclinación.

  3. El primer respaldo, forrado

    El conjunto lo cubrimos de diversas formas con una lona resistente al agua.

  4. Parte delantera del primer respaldo

    Por delante quedaba más bonito, pero en todo caso era demasiado grande y pesado.

  5. Primera prueba para la base del asiento

    La primera versión de la base del asiento la formaban pelotas de tenis a modo de amortiguación, sobre una estructura metálica fijada al cuadro de madera, y que habrían de cubrirse con una plancha de fórex (*).

    (*) El fórex es un material plástico, resistente y flexible.

  6. Segundo intento para la base del asiento

    Resultaba más práctico construir una caja de fórex y gomaespuma para las pelotas de tenis y luego sujetarla a la madera. Fue el segundo intento.

  7. Una base de asiento de pelotas de tenis

    Esto se llama una buena amortiguación a base de pelotas.

  8. La caja de la base del asiento cerrada

    Nave tripulada por pelotas alienígenas a punto de despegar.

  9. La primera base del asiento terminada

    El resultado fue el mismo que en el respaldo: demasiado grande y pesado. Sin embargo, forrado de lona, los usamos hasta hacer el definitivo.

    Y por otra parte, con menos pelotas resultaría más cómodo.

  10. Segunda base del asiento

    En la siguiente versión del asiento la base la hizimos modelando con calor una plancha de fórex de 5 mm. La flexibilidad del material hacía de amortiguación y la forma de la caja resultante se encajaba en el cuadro. El respaldo lo hizimos también con una simple plancha de fórex de 10 mm.

  11. Segunda base del asiento, desde abajo

    Detalle de la parte inferior de la base del asiento.

  12. Segunda base del asiento, cubierta

    Para cubrir el respaldo aprovechamos la lona del anterior. Por eso la falta de simetría.

  13. Dua finita sidilo

    El asiento completo, cómodo y ligero.

  14. Asiento terminado, desde atrás

    El asiento terminado y con bidón incorporado.