Suscripción

Suscribirse a las actualizaciones en castellano de estas páginas:

Compartir esta página

Publicidad




El biciclown en la radio desde Adís Abeba, Etiopía (2007-03-07)

Contenido:

Entrevista en Punto Radio a Álvaro Neil, el biciclown, en Adís Abeba, Etiopía. Transcripción y archivo de sonido.


Presentación

Esta entrevista tuvo lugar en el programa A día de hoy, en Punto Radio, el miércoles 7 de marzo de 2007 a las 5:45 de la mañana.

Esta transcripción la hago "en limpio", esto es, sin intentar reflejar aquellos rasgos del lenguaje oral que no son significativos para la lectura. Los puntos suspensivos entre corchetes indican que hay una o más palabras en ese punto que no son inteligibles en la grabación; y uso el apóstrofo en sustitución de letras o sílabas omitidas al hablar. Las palabras entre corchetes faltan en la grabación y han sido añadidas para corregir el texto. Si están tachadas es porque figuran en la grabación pero deben eliminarse para que el texto sea correcto.

Transcripción

Jaume Segalés: "Biciclón", buenos días.

Álvaro Neil: Hola, buenos días. Que me envíe una foto de cuerpo entero en la playa.

María Durán: ¿Que te envíe ella, o tú a ella se la mandas?

Álvaro Neil: No, no, ella tiene mi página web para verme, pero yo a ella no [la le] he visto todavía la cara, tengo que seleccionar candidatas.

Jaume Segalés: Pues ya tengo [...] Tenemos ya a James Bond, y falta la chica Bond, que serías tú.

María Durán: ¿Y es necesario que sea en la playa?

Jaume Segalés: Claro, porque la chica Bond siempre sale de la playa mojadita y con... y con la pistola a punto y esas cosas. Es verdad.

María Durán: No quiero herir tu sensibilidad, Álvaro, por eso no te voy a mandar las fotos.

Álvaro Neil: ¿Y una prima o algo así no tienes por ahí cerca?

Jaume Segalés: Claro.

María Durán: Te mando una de Jaume si te viene bien.

Jaume Segalés: Hombre, yo de "partener" mala pinta.

Álvaro Neil: [Risas] Si es de perfil...

Jaume Segalés: No, de perfil peor [Risas]. Oye, me decías el otro día que Etiopía no es el país más pobre de África.

Álvaro Neil: Ah, no, no, no, no, no lo es, no. Y esto se ve también en la capital, donde estoy ahora; por eso el ruido de tráfico: estoy en mitad de una de las calles más concurridas de la ciudad. Y se ve, las cafeterías están llenas por la tarde, la gente se toma pasteles, jugos, en fin, hay una clase media incipiente y esto sorprende, con lo que uno había oído antes de venir aquí sobre este país.

Jaume Segalés: ¿Hay mucho "business", mucho negocio, mucha gran empresa, o de qué vive la gente allí, los... la clase media, digamos?

Álvaro Neil: Bueno, hay... hay pequeña economía que se mueve, se mueve, hay... La gente compra, compra ropa. Hace cinco años las chicas no iban con las piernas al aire y ahora ya se las ve vestir a la moda europea. Y luego la industria aquí es pequeña, no es una industria grande, pero la industria de calzado, por ejemplo, es una industria de exportación, tienen muy buen cuero y se exporta a todo el mundo, el calzado de Etiopía es famoso. Tienen también pues vinos. En fin, que es un país que no es el más pobre de África; tampoco el más rico, pero no es la Etiopía que uno tenía pensado encontrarse.

Jaume Segalés: ¿Así que tuviste un lío con un chavalín, ¿no?, que te empezó a tirar piedras y te dio pero bien dado, ¿no?

Álvaro Neil: Sí, bueno, en bicicleta eres demasia'o vulnerable en Etiopía y a alguno pues tuve que enseñarle modales...

Jaume Segalés: ¿Le quitaste los pantalones a uno, o qué? [Risas]

Álvaro Neil: ...je, las piedras no me las quita nadie, pero pensando en los demás, ¿no?, en los próximos ciclistas que a lo mejor vengan por aquí, pues tal vez ese no volverá a tirar piedras porque... por lo menos conmigo recibió una lección, no un castigo físico pero sí un poco un castigo moral, para que sepa que eso no hay que hacerlo, ¿no? Y ahora... pues durante un tiempo anduvo sin pantalón.

Jaume Segalés: Y los demás decían: ¿Ves, chaval? No te metas nunca con un turista.

Álvaro Neil: Sí, bueno... por lo menos con el biciclown.

Jaume Segalés: ¿Hay carril-bici en la capital?

Álvaro Neil: No, en esta no. En África sólo encontré carril-bici en alguna ciudad de Sudáfrica. Y en América del Sur había carril-bici en Bogotá, más de 100 kilómetros de carril-bici en Bogotá, y eso que era una ciudad con cuestas. Esto echa por tierra la teoría que esgrimían algunos alcades de Madrid para no poner carril-bici porque la ciudad tenía cuestas. El carril-bici es una seguridad para el ciclista y hace que más gente se anime a circular en bicicleta [...] Pero aquí no hay; tampoco se usa mucho la bicicleta por la gente. Es una ciudad que está a 2.400 metros de altitud y la gente se mueve en transporte público, en los famosos "matatus", autobuses con capacidad para catorce; pero no es máximo catorce, es mínimo catorce: hasta que no hay catorce no sale.

Jaume Segalés: Hablabas el otro día también muy bien de la comida de Etiopía, ¿no? ¿Qué es lo que más te está gustando?

Álvaro Neil: Perdona, Jaume, ¿de?

Jaume Segalés: De la comida, de lo... ¿qué comes ahí? ¿Hay cosas buenas ahí o qué?

Álvaro Neil: Ah, sí, sí, sí, hay bastante vegetal; también hay mucha carne, aunque no como demasiado; hay pescados, porque hay lagos cerca [...]; y luego jugos, por un jugo de aguacate... por tres bir... un bir son once coma... un euro son 11'6 bir; con un jugo de aguacate pues te sientes alimenta'o un par de horas; jugo de mango, de papaya, de...; también hay muchísimo café, café muy rico; y pastelería, no muy buena, pero bueno, es un intento de pastelería; y luego la famosa injera, que se come por la mañana, por la tarde, a todas horas, es un pan redondo, ácido, al que ellos ponen enmedio un montón de cosas: verdura, remolacha, zanahoria, patatas, lentejas, y sobre todo picante, que hace que tengas que beber cerveza, la cual es bastante buena aquí, tiene poca graduación de alcohol y se bebe mucha.

María Durán: Y la ceremonia del café, que es todo un mundo, ¿no? ¿Cómo es?

Álvaro Neil: Sí, es increíble cómo esta gente se toma tantísimo tiempo para tomar una taza de café. No es el café del anuncio, de un café en cinco minutos, je: aquí el café por lo menos son 45. Primero, el grano lo lavan, luego lo tuestan, después lo machacan y luego hierven el agua y empiezan a servir el café. Pero para esa ceremonia preparan el suelo con flores, queman incienso y se sienta la gente alrededor de la tetera, esperando que el café esté listo. Se toman tres jarras. Al café le echan incluso especias, un poco de sal... Es un café muy, muy aromático y muy rico. Lo toman incluso por la noche y, no sé, tal vez que esté acostumbra'o ya, pero no quita el sueño.

María Durán: Álvaro, estoy viendo en la página web, www biciclown.com, en las últimas noticias, unas fotos en las que pones "competición de cepillado". ¿Qué es esto?

Álvaro Neil: [Risas] Bueno, pues aquí la gente no usa mucho cepillo de dientes, usa un palo de madera al que le quitan la corteza, la parte de afuera. Y con eso están todo el día jugando entre la boca y limpiándose los dientes, y [en] esto me encuentro gente a veces en lo pueblos. Y el otro día paré en un pueblo, saqué mi cepillo, después de haber comido la injera me cepillé mis dientes, y al la'o estaba un hombre mayor con su palito y, na'a, hicimos una competición de cepillado. El hombre se prestó a la foto y estuvimos riéndonos un buen rato. El palo ese yo ya también lo he adoptado y paseo por la ciudad con el palo entre los dientes, limpiándome. No... es una manera de jugar, pero bueno, sí que te deja los dientes limpios. Y en África sorprende la gente, los dientes tan blancos que tienen, quizá porque destaca mucho más en esa piel oscura, piel que en Etiopía adquiere miles de tonos, puesto que la mezcla aquí es increíble; no es una única raza la que hay aquí, hay muchas mezclas: hay gente de Sudán, de Eritrea, gente árabe... Y, bueno, las mujeres de Etiopía tienen fama de ser las más bonitas de África. Tanto es así que cuando Musolinni vino aquí en la Segunda Guerra Mundial, dicen que para conseguir atraer más italianos para poblar Etiopía el método que adoptó fue enviar a Italia fotos de mujeres etíopes desnudas.

Jaume Segalés: Oye, je, la historia esta de la fonda también es interesante, ¿eh? Por un euro y poco dormiste, bueno, "dormiste", maldormiste en una especie de camastro que se destrozaba entero, ¿no?

Álvaro Neil: Sí, pero bueno, je, no escarmiento y en Adís estoy también durmiendo en un sitio de un euro treinta céntimos, que no hay ducha y a las mañanas siempre un ciego viene a despertarnos, que es el que pasa por debajo de la calle pidiendo dinero. Pero es un sitio seguro y es mejor que donde estuve el primer día, que era un poco más caro pero que si no cerrabas bien la puerta de la habitación se te colaban las putas. Hay muchas prostitución en Addis y, bueno, pues... hay que andar con cuidado, ¿no? Hay mucho SIDA tambien y esto determina que haya mucho niño huérfano. Y para mil de estos niños voy a actuar el próximo domingo en... aquí, en un barrio, en un proyecto de los salesianos, chicos de la calle. Será el primer espectáculo que pueda hacer aquí en Addis.

Jaume Segalés: El domingo actúas para ellos... [...] El espectáculo, como siempre, ¿tienes alguna cosa... alguna variedad? Lo digo para recordarles el tema de las piedras a los niños, porque seguramente te vas a encontrar cara a cara con algunos, je, a los que has baja'o los pantalones antes, ¿no?

Álvaro Neil: No, no, esos no, no estarán por aquí, no. Ojalá, ojalá pudiera hacerles reír, ¿no? y... Pero bueno, estoy empezando a hacer malabares, en vez de con naranjas, con piedras...

Jaume Segalés: [Risas]

Álvaro Neil: ...para que vean que tienen otra utilidad. Y... bueno, y luego... para ellos el espectáculo será nuevo, ¿no? Y para mí pues, como digo, hay un 60%, 70, que... lo que suelo hacer, la rutina que incluyo ahora en África; y un 30% de improvisación, que es donde yo me divierto más: lo que pueda surgir, las historias o los juegos que puedan aparecer en el espectáculo y que son los..., para mí, los más divertidos y los que me permiten ir creando un nuevo espectáculo cada vez que actúo.

Jaume Segalés: Pues ya saben: domingo, en Addis Abeba, espectáculo de "biciclón", y el mart... el miércoles que viene lo contaremos aquí en directo, ¿eh? Álvaro, que te cuides mucho, y que muchas gracias.

Álvaro Neil: Así es, muchas gracias, y perdona por el ruido, pero estoy en mitad del [...] ya te enviaré la foto, no es tan bonita como la del monte Kenya.

Jaume Segalés: Je, je, bueno, pero hay que compartir un poco todo, el monte Kenya y también las grandes ciudades, claro que sí.

Álvaro Neil: Un fuerte abrazo desde Addis.

Jaume Segalés: Cuídate, que te vaya muy bien. Álvaro Neil, "biciclón", desde Adís Abeba, desde el corazón de África.

Archivo de sonido

Si quieres escuchar la entrevista, puedes descargar la grabación original de casi 10 minutos (MP3, 2266 KiB) que hice.

Para saber más