Suscripción

Suscribirse a las actualizaciones en castellano de estas páginas:

Compartir esta página

Publicidad




El biciclown en la radio desde Adís Abeba, Etiopía (2007-03-14)

Contenido:

Entrevista en Punto Radio a Álvaro Neil, el biciclown, en Adís Abeba, Etiopía. Transcripción y archivo de sonido.


Presentación

Esta entrevista tuvo lugar en el programa A día de hoy, en Punto Radio, el miércoles 14 de marzo de 2007 a las 5:45 de la mañana.

Esta transcripción la hago "en limpio", esto es, sin intentar reflejar aquellos rasgos del lenguaje oral que no son significativos para la lectura. Los puntos suspensivos entre corchetes indican que hay una o más palabras en ese punto que no son inteligibles en la grabación; y uso el apóstrofo en sustitución de letras o sílabas omitidas al hablar. Las palabras entre corchetes faltan en la grabación y han sido añadidas para corregir el texto. Si están tachadas es porque figuran en la grabación pero deben eliminarse para que el texto sea correcto.

Transcripción

Jaume Segalés: María, no estamos hablando de la película Memorias de África; estamos hablando de vivir las memorias diarias de África, muy distinto; lee tanto romanticismo y tal vez las cosas no son tan bonitas, pero hay que vivirlas.

María Durán: Claro, todos nos lo imaginamos... África, con el romanticismo de esta película. Pero igual hay otros que lo viven de otra forma.

Jaume Segalés: Tendrá sus momentos romáticos, ¿verdad?. Álvaro Neil, buenos días, "biciclón".

Álvaro Neil: Hola, buenos días. Sí, sí, hay románticos... hay románticos momentos, claro, claro.

Jaume Segalés: Pero bueno, que hay que vivir África de... pues a tu manera. Bueno, cada uno a la manera que pueda. Tú la vives, pues con tu bicicleta, vistiéndote de payaso y animando a los críos, ¿no?

Álvaro Neil: Intensamente, ¿no? El otro día, el domingo, hice el primer espectáculo en Addis, para casi 500 chicos. Chicos de la calle, la mayoría; chicos que comen una vez al día nada más. Y, bueno, es lo que sé hacer, ¿no?, llevarles una alegría, un poco de magia. Y eso es vivir África, para mí.

María Durán: Álvaro, y tal como nos has contado que son los niños en Etiopía, ¿cómo se controla a 500 juntos?

Álvaro Neil: Eh... tengo dotes de domador, je, y, la verdad [es] que tengo talento para manejar audiencias grandes. El espectáculo que hago es además muy interactivo, ellos participan, y aunque la energía llega a momentos muy álgidos, consigo controlarles y volver a sentarles y apaciguarles... Es un espectáculo que va muy rápido y los chicos están muy excitados por lo que ven, porque nunca lo han visto, porque un payaso se mete entre el público. Pero bueno, me tienen una especie de admiración, respeto y miedo; y eso durante 50 minutos pues hace que los chicos estén bastante, bastante controlados, sí.

Jaume Segalés: Oye, ¿cuánto dura el espectáculo más o menos? ¿qué duró, media horita, una horita o...?

Álvaro Neil: No, no, el espectáculo dura casi una hora y, bueno, fue el primero que se organizó aquí. Y ahora estoy rizando el rizo, je, porque voy a hacer un espectáculo para un orfanato pero en un club social de alto standing, un club griego, y con la idea de sacar... eh... cobrar la entrada a todo el mundo menos a los del orfanato, lógicamente, y ese dinero...

Jaume Segalés: O sea, 2.000 huérfanos y los demás pagando.

Álvaro Neil: Exactamente, y ese dinero para el orfanato, o sea hacer dos cosas a la vez: hacer reír a los chicos y darles un dinero que les puede ayudar a comprar pues colchonetas, comida, a mejorar las instalaciones... Se pueden conseguir tal vez 500 euros, que eso aquí en África es muchísimo. El salario mínimo de las personas que trabajan pues en una casa limpiando o en una tienda vendiendo zapatos es de 150 birs, que al cambio son 13 euros. Las personas viven con menos de medio euro al mes... al día, es decir, 13 euros al mes...

Jaume Segalés: Qué fuerte...

Álvaro Neil: Es una barbaridad, es algo que yo no lo entiendo cómo lo consiguen, porque la vida aquí no es barata, el transporte cuesta, la comida cuesta. Con 13 euros al mes... las personas viven aquí en Addis Abeba.

María Durán: Álvaro, y otra... de los niños, que también parece que te has librado de ellos en las carreteras por la gran cantidad de accidentes de tráfico, que incluso hay carteles, hemos visto fotos en tu página web, en biciclown.com, carteles en los que dicen... en los que alertan a los niños de mantenerse alejados de las carreteras.

Álvaro Neil: Sí, son campañas de tráfico un poco salvajes porque la foto que ves ahí en la página, en el "Última hora"... pues aparece un niño totalmente machaca'o, ¿no? Y lo curioso es que esos carteles no son fotografías, porque aquí imprimir esas fotografías sería muy caro. Son pinturas que artistas locales pintan y con un gran realismo. Y esos carteles y la velocidad de los coches hacen que los niños, cuando llega el asfalto, pues ya no se acerquen tanto a los ciclistas y te dejen un poco en paz. Y bueno, ahora en Addis la bicicleta está parada, así que llevo catorce días, como se titula ese "Última hora", pues de reconciliación muy dulce, pues eso, tomando cafés, pasteles, jugos... Y bueno, de tanto en tanto organizando los espectáculos, porque es una labor que lleva tiempo...

Jaume Segalés: Vaya una vida... Cuando vuelvas a coger la bici ya no te acordarás, ¿eh?, de pedalear.

Álvaro Neil: Sí, posiblemente que ya me caiga; y con el peso, 85 kilos, pues me caiga. Pero bueno, como digo, hay que hacer otras cosas, organizar el espectáculo este del club griego... pues, iré a la televisión de aquí a hacer publicidá', en fin, moverlo porque ahora mi interés es que vaya mucha gente para conseguir fondos para estos chicos. Y, bueno, por otro lado seguir tramitando la visa de Sudán, que lleva su tiempo y... y en esto estamos, ¿no? Esperando un nuevo pasaporte que envíen de España porque [el al] que tenía se [le] acabaron las página ya.

María Durán: Y veo que sigues acompañado de Kuro, de tu compañero japonés... de aventura.

Álvaro Neil: Sí, sí, sí, está aquí también, esperando la visa y, bueno, viene a los espectáculos. Él también aprendió algo de malabares y, bueno, está tratando de hacer sus inicios, ¿no? Pero bueno, el espectáculo le impone y dice que todavía no se siente prepara'o y... Hay mucha diferencia entre ser amater y ser profesional a la hora de ponerse delante de estos... entre comillas, "animales", y lo digo cariñosamente.

Jaume Segalés: ¿Cómo empiezas el espectáculo? Yo me imagino la sala llena de peña ahí, dos mil chicos ahí, "uaa!", gritando, alborotando, y entras tú, "pua!", en un escenario.

Álvaro Neil: Sí, generalmente entro, les veo y me voy, je, o sea que... Y pa' empezar no entro por el escenario, entro por la puerta de atrás, para darles ya una sorpresa, ¿no?

Jaume Segalés: Ahá...

Álvaro Neil: Así que les dejo que se habitúen poco a poco a mí. Y hago un número... el... uno bastante impactante, el primero generalmente, es un número de un pañuelo que desaparece literalmente de las manos. Desaparece de mis manos y sale por mi boca. Y eso ya les deja con una cara de... bueno, je, esto es especial, esto es algo que nunca han visto y les deja ya con la atención ganada para todo el resto del espectáculo. Y luego hay números de magia sencillos, pero muy participativos. Yo hago una tortilla en un sombrero de alguien del público en una gorra, una tortilla real, una tortilla francesa, que se pueden comer; y, bueno, sale leche de un guante de látex; luego los malabares... En fin, que son cosas que nunca han visto y es un espectáculo de calidá', yo lo que trato de ofrecer es calidá', no me importa que no me paguen, lo trato de hacer siempre con el mismo nivel artístico que hacía cuando cobraba en España. Y el espectáculo te puedo decir que tiene bastante nivel, de hecho la Alianza Francesa de aquí, de Etiopía, me ha contrata'o, el primer espectáculo que voy a hacer cobrando en dos años y casi tres meses en África, me ha contrata'o para ofrecer mi espectáculo al público de la clase media de Adís Abeba, ¿no?...

Jaume Segalés: Pues oye, pídeles bastante pasta y así tendrás para unos cuantos meses, para ir viviendo, ¿no?

Álvaro Neil: Sí, es un... unos ingresos y también una satisfacción de hacer un espectáculo con un... con medios técnicos, ¿no?, con un... con buena luz, con sonido, con escenario... y para otro tipo de público. El... lo que cobro es una tercera parte de lo que yo solía cobrar en España...

Jaume Segalés: Claro...

Álvaro Neil: ...así que no me da para mucho, pero no es tanto el dinero sino la satisfacción de hacer las cosas bien, con ilusión, y bueno, también llevarlo a otro tipo de gente, el espectáculo.

Jaume Segalés: Pues nada, disfruta, sigue disfrutando, porque se te nota; nos lo transmites por el teléfono. Gracias una vez más y hasta la semana que viene, Álvaro Neil el... nuestro biciclown desde África.

Álvaro Neil: Pues muy bien, un fuerte abrazo desde Adís Abeba. Me voy a desayunar un capuchino. Hasta pronto,

Jaume Segalés: Que aproveche.

Archivo de sonido

Si quieres escuchar la entrevista, puedes descargar la grabación original de 7 minutos (MP3, 1716 KiB) que hice.

Para saber más