Suscripción

Suscribirse a las actualizaciones en castellano de estas páginas:

Compartir esta página

Publicidad




El biciclown en la radio en Etiopía, camino de Sudán (2007-05-30)

Contenido:

Entrevista en Punto Radio a Álvaro Neil, el biciclown, en Etiopía. Transcripción y archivo de sonido.


Presentación

Esta entrevista tuvo lugar en el programa A día de hoy, en Punto Radio, el miércoles 30 de mayo de 2007 a las 5:45 de la mañana.

El texto fue transcrito por Alegría Martín (del foro de biciclown.com). Yo hice la revisión final y soy el responsable de los posibles errores...

Notas sobre la transcripción:

  • Los puntos suspensivos entre corchetes indican que hay una o más palabras en ese punto que no son inteligibles en la grabación;
  • el apóstrofo sustituye letras o sílabas omitidas al hablar;
  • las palabras entre corchetes faltan en la grabación y han sido añadidas para corregir el texto.
  • las palabras entre corchetes y tachadas figuran en la grabación pero deben eliminarse para que el texto sea correcto.

Transcripción

Jaume Segalés: Álvaro Neil, ¿qué tal? Buenos días.

Álvaro Neil: Hola, buenos días.

Jaume Segalés: Ya funcionas, funcionas. ¿Las piernas van bien?, ¿la bici también, o no?

Álvaro Neil: La bici va mejor que yo. Tengo la rodilla derecha quejándose cada kilómetro pero, bueno, hago como que no la escucho.

Jaume Segalés: Me gusta la forma poética de comentar las noticias que tienes en tu página web, lo que pasa es que me preocupa algunas cosas, por ejemplo, dices... que Lorenzo te comentó, el ciclista este que lleva..., vasco, nueve años por el mundo, dice, te confesó que Etiopía le producía sentimientos contradictorios. Una piedra le abrió una brecha en la cabeza y había otras brechas que le hicieron... le abrieron también el corazón. ¿Qué tuvo, algún problema de amores, o qué?

Álvaro Neil: ¡Je!, no, no, problemas amorosos. No, Etiopía es un país que provoca sentimientos contradictorios, para los que estamos aquí más de tres meses. [El Al] que la recorre en un mes, sólo le provoca un sentimiento que es escapar cuanto antes, porque... bueno, son... son terribles; los niños con las piedras son terribles. No hay manera de convencerles, he proba'o de todo: hablando con ellos, gritándoles, eh... dándoles o haciendo que les daba dinero; cuando piden dinero me paro, les voy a... a hacer que doy, no les voy a dar, pero por lo menos para entablar una conversación; y cuando ven que meto la mano en el bolsillo se van. O sea, tienen miedo. Piden dinero, pero tienen miedo... no sé, es... es terrible. Yo pedaleo mirándoles a las manos antes que a la cara para ver si tienen piedras. Y tengo que, a veces, "esprintar" como si fuera una meta volante para escapar de los niños que vienen corriendo por el campo a mi encuentro y muchas veces con... con malas intenciones y... bueno, hay días terribles y, lamentablemente, ahora ya cuento los días que me faltan para salir de Etiopía. Me faltan cinco días de pedaleo y... bueno, no es agradable estar en un país con esta mentalidad pero mm... eh... son las circunstancias; no... no he podido hacer otra cosa. Etiopía es adorable, la gente es muy buena, hay hospitalidad, pero... pero es terrible en bicicleta.

María Durán: Álvaro, y esto que cuentas de los niños con las piedras en la mano, lo denunciaste tú, incluso, en una entrevista que te han hecho en uno de los periódicos mas importantes de Etiopía, pero, luego la censura ha hecho que no se pueda saber, ¿no?

Jaume Segalés: Je, je...

Álvaro Neil: Sí, ocurre... ocurre un poco, como decía, en la época del emperador, de Haile Salassie, los periódicos hablaban de las fiestas de palacio, de... de los nuevos leones que se había compra'o, je..., pero la gente se moría de hambre en el campo. Y aquí, la vida en el campo es muy diferente de lo que ocurre en Addis Abeba y yo denuncié que en el campo, pues... los niños te tratan así... ¿no?, y el periodista dijo que sí, que lo publicaría, luego no publicó. Publicó que... el... el español que esta dando la vuelta el mundo en bicicleta está orgulloso de la cultura y de las tradiciones de Etiopía y, bueno, sí es verdad, pero... je, también creo que también hay otras cosas mas importantes que co... que contar porque dándolo a saber es la primera manera de po... der po... ner límite a... a esta situación que es terrible, que hace que... El otro día me encontré a unos turistas y yo pensé que por ir en bicicleta era un... un pobre hombre, ¿no? Quiero decir que las piedras me atrapaban antes, pero encontré unos ingleses en moto [a los] que las piedras también les caían. Y yo digo: Jolín, yo pensé que en moto os escapabais fácilmente. Dicen: ¡Qué va, qué va!, te ven llegar y... y te avasallan. Así que, bueno, los turistas, pues empiezan a huir, ¿no? Y es normal. Y no es agradable tener que venir a un país en un coche blinda'o.

Jaume Segalés: Oye, has cruzado y has visto el Nilo, ¿no?, que debe [de] ser también... hombre, a mí me gustaría verlo en una zona que no sea, pues... Egipto.

Álvaro Neil: Sí, el Nilo es impresionante, es un... es el Nilo, el Nilo Azul, como decía el otro día, que está cargado de limo, que es lo que... lo que produjo una gran civilización, ya 3.000 años antes de Cristo, en la zona del desierto de... de Nubia, que es la civilización de.. de Kush. El Nilo está cargado de riqueza, ¿no?, y es lo que hace que miles y millones de personas vivan. Este Nilo, que baja de las montañas de Etiopía, un Nilo marrón, lleno de lodo, pero lleno de... de vida. Y la garganta que lo atraviesa, pues es conocida como el... un... el Gran Cañón de África. Pero, bueno, es... [a] la gente le gusta poner nombres así... grandiosos a las cosas. Hay muchos cañones. Yo pasé el cañón del Fish River Canyon, en la frontera de Namibia y Sudáfrica y era impresionante. El cañón del Colca, en Perú, dos veces más profundo que el cañón del Colorado. Y ahora, bueno, este cañón del Nilo que... que es terrible, porque fueron 20 kilómetros de bajada, que no fue tan grave, pero los 20 del otro lado eran de subida y me costó casi... día y medio recorrerlos. Tuve que pasar la noche en una iglesia ortodoxa semi-derruida, eh... con el monje, que no lo veía claro que yo pusiera la tienda fuera, pero... pero bueno, es un poco... entre... a camino entre la hospitalidad y... y el miedo, ¿no?, al extranjero.

María Durán: Y has tenido problemas con tu cámara de fotos, así que no tenemos, esta vez eh... fotos de todo tu recorrido. Descríbenos cómo [es son] los paisajes que has pasado; que yo creo que ha sido un poco duro.

Álvaro Neil: Bueno, pues esto podría ser Asturias, mi tierra, perfectamente, porque eh... la imagen de Etiopía, de un país eh... árido, no... no... no corresponde con lo de esta parte del país, que es hierba verde, verde, verde. Ahora mismo, el problema del teléfono satelital es que tengo que estar en la calle y ahora está lloviendo y... y me estoy mojando y... bueno, pues, es que aquí llueve bastante. La tierra es una tierra roja, es... Con esta tierra se hacen las casas, porque es muy consistente. Es una tierra que es el... el cemento africano; y lo experimenté el otro día, donde recorrí, para llegar a un lugar donde dormir, dos kilómetros, por una tierra, en principio, agradable, suave, una tierra de color rosa. Y a la mañana siguiente, puesto que había llovido por la noche, esa tierra era pegajosa. Me costó hacer dos kilómetros más de media hora y luego una hora y pico lavando la bicicleta para despegar ese barro, que es, como digo, el cemento africano. Ese barro, mezclado con un poco de hierba, eh... es lo que hace las paredes de las casas, que duran años. Y esa tierra de aquí es tierra de árboles, es tierra con mucho ganado y donde se cultiva el té, que es la planta que luego... con la que se elabora la injera, que es el producto... la comida nacional en Etiopía.

Jaume Segalés: Llevas 919 días de viaje y... ¿Has estado antes a 60 grados de temperatura? Centígrados, digo.

Álvaro Neil: No... Una vez, que metí la cabeza en el horno, cuando estaba haciendo una pitsa, pero... fue la única vez. Ahora [...]

Jaume Segalés: Pues te vas a sentir pitsa tú en Sudán...

Álvaro Neil: ...y el resto del cuerpo cuando... cuando entre en Sudán. Estos ingleses que vi en moto me dijeron que ellos estuvieron ahora en Sudán 58 grados y... yo voy a recorrer un mes más tarde; será más caluroso y en calor... en bici el calor te pilla antes, te pilla más fuerte. En moto, bueno, parece que corre el aire y en bici no corre nada, porque encima el camino va a ser arena; y bueno... eh... Tengo que estar el 11 de julio en... en Wadi Alfa, que es donde se toma el ferry para atravesar la frontera de Sudán con Egipto, para llegar a Asuán, es una zona que no se puede hacer en coche, sólo se puede hacer en barco. El barco es una vez a la semana, el miércoles; la visa me caduca el 15 de julio... En fin... que ya estoy con la calculadora en la mano para que no me pille el toro y no tener que pagar una sanción por que la visa me espire.

Jaume Segalés: O sea, te vas a patear Sudán o... bueno, a pedalear Sudán... a velocidad bastante rápida; no vas a tener mucho tiempo para excentricidades, ¿no?

Álvaro Neil: No, no. Pararé una semana en Jartum, solamente para renovar la visa y si hay posibilidad de hacer algún espectáculo rápido y... así, bien organizado, lo haré; si no, pues, pues no, no podrá ser. Los espectáculos llevan un tiempo, organizar y... El otro día eché cuentas y llevo más de 40 espectáculos en África, para casi 12.000 personas y todo esto es fruto de... de mucho trabajo, de mucha organización previa y no se puede hacer, a veces, rápido. Lo que se hace rápido, se hace mal y no me gusta hacer así las cosas.

Jaume Segalés: Claro que sí... Bueno, pues nada, a disfrutar. Y a seguir currando. Hoy tienes fiesta, ¿no? ¿O no?

Álvaro Neil: No, fiesta... ¡Que va! Fiesta no, no existe aquí, en la bicicleta. Hoy tengo que hacer solamente, eso sí, 80 kilómetros para llegar a Bahar Dar, una ciudad que está a orillas del lago Tana, que es un lago que tiene numerosas islas, en cada una de las cuales hay monasterios ortodoxos, y de ahí me quedan dos días a Góndar, una ciudad monumental, de castillos, como puede ser cualquier ciudad de... de Castilla La Mancha, una ciudad medieval, cerca de la primera capital que fue de Etiopía, Axum. Y de Góndar dos días de descenso, en teoría hacia Sudán. Espero que la próxima crónica tenga ya fotos y... fotos diferentes, otro paisaje y otros calores.

Jaume Segalés: Y que estés mejor mejor, también del estómago, ¿eh?

Álvaro Neil: Sí, sí, sí, es que el picante, aquí, se lo ponen hasta en el té y, claro, hace que te mate y... bueno, tenía suero oral y eso fue lo que me salvó de pedalear estos días porque perdí muchas sales y... y bueno, no sé cómo ni aguanté, porque era comer por la mañana y a los diez minutos expulsarlo todo. Pedaleé, como digo, más que con fuerzas de flaqueza, con fuerzas de cabeza.

Jaume Segalés: biciclown.com, esa es la página web desde la que puede usted animarle, apoyarle, seguir su ruta y también consumir, entre otras cosas su libro, su primer libro, del otro viaje a Iberoamérica. Álvaro Neil, que vaya muy bien. Muchas gracias y hasta la semana que viene.

Álvaro Neil: Un abrazo. Hasta la semana que viene, si Alá quiere desde Sudán.

Archivo de sonido

Si quieres escuchar la entrevista, puedes descargar la grabación original de casi 10 minutos (MP3, 2199 KiB) realizada por Julio Cano (del foro de biciclown.com). Cerca del final hay cinco segundos de silencio que sin embargo están transcritos de otra grabación realizada por Alegría Martín (al parecer fue un fallo de la emisión en algunas zonas).

Para saber más