Suscripción

Suscribirse a las actualizaciones en castellano de estas páginas:

Compartir esta página

Publicidad




El biciclown en la radio a punto de pasar de Etiopía a Sudán (2007-06-06)

Contenido:

Entrevista en Punto Radio a Álvaro Neil, el biciclown, en Etiopía, cerca de la frontera con Sudán. Transcripción y archivo de sonido.


Presentación

Esta entrevista tuvo lugar en el programa A día de hoy, en Punto Radio, el miércoles 6 de junio de 2007 a las 5:45 de la mañana.

El texto fue transcrito por Alegría Martín (del foro de biciclown.com). Yo hice la revisión final y soy el responsable de los posibles errores...

Notas sobre la transcripción:

  • Los puntos suspensivos entre corchetes indican que hay una o más palabras en ese punto que no son inteligibles en la grabación;
  • un signo de interrogación entre corchetes indica que la ortografía de la palabra o expresión precedente no ha podido ser confirmada (generalmente un nombre propio);
  • el apóstrofo sustituye letras o sílabas omitidas al hablar;
  • las palabras entre corchetes faltan en la grabación y han sido añadidas para corregir el texto.
  • las palabras entre corchetes y tachadas figuran en la grabación pero deben eliminarse para que el texto sea correcto.

Transcripción

Jaume Segalés: Vamos a ver al... animador del año, al payaso del año y al viajero del año. Biciclown, Álvaro Neil, buenos días... Hola Álvaro, buenos días...

Álvaro Neil: Hola, buenos días, desde Etiopía.

Jaume Segalés: ¿¡Ya!? ¿Ya estás... ya estás... ya cruzando la frontera, o qué?

Álvaro Neil: Eh... estoy ya a... 20 kilómetros de la frontera con... Sudán. Hoy es un día... importante.

Jaume Segalés: Estoy, estoy por pedir una hora más a este programa y lo retransmitimos mientras llegas. Pero, claro, 20 kilómetros es una horita, ¿no?; sería, ¿o qué? ¿[A] qué vas, a 20 por hora de promedio?

Álvaro Neil: No, no, 20 kilómetros... No... ya quisiera. Eh... llevo tres días en una pista de piedras y tierra y... y es imposible ir a 20 por hora. Con los 80 kilos de peso, voy más o menos a 12 en estos caminos, donde... los riñones se cambian de la'o.

Jaume Segalés: Oye, ¿quién te hace las fotos? Hay una preciosa [en la] que estás tú ante un burro, bueno, tú estás rodando en bicicleta y el burro parece como si se cruzara en tu camino aunque está pastando, realmente, claro.

Álvaro Neil: Sí, pues... generalmente las hago yo, pero esa, en concreto, que es muy bonita, por cierto, es de una fotógrafa italiana, Paola Viese que... bueno, es la que se encarga de hacer las... todas las fotos de Ethiopian Airlines y es una fotógrafa italiana que lleva seis años viviendo en Etiopía; tiene mucho interés por mi proyecto y... bueno, ahora va a Milán, va a tratar de conseguir dinero para que un productor pueda... pueda financiar el... el grabar una película de... de mi viaje y para... atraerle ha sacado bastantes fotos, entre ellas esa que... que se ve ahí, en la que estoy pastando delante del burro; haciendo lo mismo que él: pastando en mi bicicleta.

Jaume Segalés: Je, je, je... Y luego tengo... también otra foto, también espectacular, ¿no?, que nos recuerda[s] una vez más que en África, o al menos en estos países, los hombres no suelen llevar peso; en cambio las mujeres van cargadas ahí como... y como... los burros que llevan al lado, ¿no?

María Durán: Y que también van bastante cargados.

Álvaro Neil: Sí... en la... esa sí es mía, esa foto en... Se puede ver en el última hora de la página biciclown.com. Y, bueno, es una mujer, que puede tener, a lo mejor cincuenta años, pero que el rostro indica, tal vez setenta, ochenta. Eh... aquí la vida es dura, y por otro lado es... es larga. La gente trabaja hasta el último día de su vida. Y yo creo que el trabajo es lo que... es lo que les da calidad de vida; pero no un trabajo de oficina, sino un trabajo físico de... de estar todo el día cargando... cargando peso. Aquí, desde que sale el sol, hasta que se pone las mujeres sobre todo, son las que se encargan de... de llevar el país adelante.

Jaume Segalés: Ya... ya.

María Durán: Y luego en el camino también te encuentras con niños que intentan hablar en inglés, pero realmente no saben muy bien lo que dicen.

Álvaro Neil: Sí... bueno... es frecuente aquí que te digan where are you go, eh... queriendo decir where are you going. Pero cuando les contestas que vas, pues a... a Sudán, pues te miran con cara como... "bueno, ¿y eso?". Entonces yo he optado por contestarles cosas raras como: Voy a China o a Mongolia y... te ponen la misma cara; es decir, no saben muy bien lo que están preguntando, simplemente repiten where are you go como si fuera una música, una cantinela, pero... no tienen interés, tampoco, por saber [a] dónde vas ni [a de] dónde vienes; sólo quieren hablar con un... con un farangi. Pero, la verdad, estoy contento y, como digo, hoy es un día especial, de salir del país de “yu-yulandia”, como le llamo, porque, cada vez que pasas por un pueblo es “yu-yu, yu-yu, yu-yu”, como mil veces, como grillos metidos dentro de tu cabeza. Y tengo ganas de llegar a Sudán, un país mucho más... tranquilo; donde el respeto... en el sentido en el que yo lo entiendo de... de dejarte tu intimidad, tu privacidad, existe. No así en Etiopía, que tiene otras cosas buenas, pero... pero no esto y, después de casi cuatro meses en este país, subiendo, bajando, pues llegaré a Sudán que... que va a ser como meter la cabeza dentro de... del horno.

Jaume Segalés: De todas maneras, después de haber estado tantos días en el mismo país, cuatro meses, son ciento y pico días, algún... alguna sensación te queda... o sea, cuando cruces la frontera seguramente se... se te van a cruzar por la mente varias imágenes ¿no?, seguramente, muchas de ellas bellas, también, ¿no?, de este país que dejas.

Álvaro Neil: Sí, no, no, no... Etiopía es un país que te deja... te deja ambos eh... ambos sentidos ¿no?: el positivo y el negativo; pero así como [de] otros países sólo tienes huellas positivas, Etiopía te deja también la negativa. La positiva, por supuesto que... que existe. He tenido muy buenas experiencias. Y gracias al hecho de haber bajado de la bicicleta dos meses en Addis, para... para hacer un proyecto allí, ¿no?, de mm... mejorar las técnicas de los chicos del circo Fikad [?]. Pero, desde la bicicleta es un país durísimo y al pasar la frontera pues... eh... no tendré demasiadas imágenes porque la frontera es uno de esos lugares que para un viajero solitario es muy peligroso. Siempre... los ladrones se juntan por ahí y... hoy es un día [donde en que] tengo que cambiar de moneda. No sé a cuánto está el pound sudanés... Te querrán engañar. Para ellos tú eres su lotería, ¿no? Hoy llega la lotería a la frontera, que es el Biciclown, que es un tipo que no tiene ni idea de a cuánto está el cambio,y tiene que enterarse para que le engañen lo menos posible, simplemente.

Jaume Segalés: Ya, ya... Bueno, oye, una cosa... explícame eso, que está muy bien, lo de... los animales suelen llevar los cencerritos, ¿no?, para no perderse. Pero, en el caso de las mujeres que llevan las pequeñas ánforas de agua, las vasijas de barro, también suena como un cencerrito, aunque no es así bien, bien, ¿verdad?

Álvaro Neil: Sí, esto... las mujeres... es curioso porque claro, aquí [a] los niños no los llevan en carritos, porque, para empezar las carreteras no están para llevar carritos de estos de... de 300 euros; pero, llevan los niños a la espalda. Y en otros países los llevan ata'os con una simple manta, pero aquí son más ingeniosos y con un trozo de cuero han elabora'o una sillita que yo creo que haría furor en España, porque es... una monada. Y esta silla tiene unas tiras de cuero muy largas, a las cuales les han adaptado unas conchas, como de marfil, y estas conchas son las que se utilizaban en Zanzíbar como moneda de... de cambio. Y... aquí, estas conchas, unidas unas con otras y golpeando en el camino, pues... crea[n] un tintineo, un... una música que, yo creo que va adormeciendo al... al niño mientras va en la espalda de la madre. Y... bueno, pues parece mentira, ¿no?, pero gente que no tiene gran cosa, se preocupa de que el niño tenga su música para dormir y... un poco de estética en la silla o en el sistema en que le transportan en la espalda ¿no? Es bonito ver cómo cuidan estos detalles, también.

Jaume Segalés: Bueno, bueno, pues nada. Y ahora mismo... ¿En qué has dormido, en algún alberque, o qué has hecho hoy... esta noche?

Álvaro Neil: Hoy he dormido en un sitio con más... bichos que el zoo de Madrid...

María Durán: Je, je, je.

Álvaro Neil: ¡Je! Un hotel, por llamarlo de alguna manera, del pueblo donde... que acabo de dejar hace... una hora. Eh... costaba un euro con veinte céntimos la habitación, pero bueno, aunque la quisieras más cara no la había; ni más cómoda tampoco. Y como digo había más bichos que en el zoo. Y... bueno, no he dormido, simplemente he cerra'o los ojos. Ayer estaba a 2.000 metros y hoy estoy a 700 metros de altura. Ya llega el calor y... te pasas la noche... pues, sudando, cerrando los ojos y deseando que suene el despertador para ponerte en marcha. Además aquí la gente, yo creo que no duerme nada. La televisión la tienen encendida hasta las doce de la noche o hasta que se va la luz, cosa que ocurrió ayer para mi... para mi buena suerte; y a las cuatro y media empieza la mezquita, la mosquée, a cantar. Y si no es la mezquita, son los ortodoxos; y para las seis, vamos, es que como que te echan de la cama. Así que... bueno, pues estamos en marcha y... espero entrar en Sudán, como digo, para poder dormir en mi tienda, en mitad del desierto. Y... dormir o por lo menos cerrar los ojos. Ya me han dicho viajeros que aguarde por lo menos 55 grados. Y bueno, tengo el espíritu fortalecido para... para tratar de terminar este periplo africano, de casi tres años ya y mas de treinta países.

Jaume Segalés: Oye, te estaba buscando a ver si encontraba el cambio oficial de las divisas de Etiopía y Sudán, pero no me sale, al menos en los conversores normales. Si lo encuentro, te lo paso.

Álvaro Neil: No, no, yo también busqué en algún internet que encontré, pero no enc... no, no, no lo hallé, así que bueno, ahora voy ahí a la frontera, je, a pecho descubierto y a que me las den todas en la frente...

Jaume Segalés: Ja, ja.

Álvaro Neil: ...y nada, haremos todo lo posible, lo que pasa [es] que tengo que cambiar dinero porque hasta Jartún, la capital, me quedan siete u ocho días, y en el camino, por poco que viva, pues necesito...

Jaume Segalés: Claro...

Álvaro Neil: ...un poco de dinero para comprar comida. Pero bueno, nada, esto ya me ha pasa'o más veces y... en fin, es parte del viaje.

Jaume Segalés: Bueno, eh... pues que vaya muy bien, Álvaro. Gracias y la semana que viene seguimos hablando y ya en un nuevo país.

Álvaro Neil: Un abrazo. La semana que viene, si Alá quiere, será desde Sudán. Hasta pronto.

Archivo de sonido

Si quieres escuchar la entrevista, puedes descargar la grabación original de casi 9 minutos (MP3, 1970 KiB) que hice.

Para saber más