Suscripción

Suscribirse a las actualizaciones en castellano de estas páginas:

Compartir esta página

Publicidad




El biciclown en el programa Levando anclas, desde Turquía (2008-03-30)

Contenido:

Entrevista en Radio Euskadi a Álvaro Neil, el biciclown, en Estambul, Turquía. Archivo de sonido.


Presentación

Esta entrevista fue emitida en el programa Levando anclas, en Radio Euskadi, el domingo 30 de marzo de 2008 hacia las 23:30.

El texto fue transcrito por Alegría Martín (del foro de biciclown.com). Yo hice la revisión final y soy el responsable de los posibles errores...

Notas sobre la transcripción:

  • Los puntos suspensivos entre corchetes indican que hay una o más palabras en ese punto que no son inteligibles en la grabación;
  • un signo de interrogación entre corchetes indica que la ortografía de la palabra o expresión precedente no ha podido ser confirmada (generalmente un nombre propio);
  • el apóstrofo sustituye letras o sílabas omitidas al hablar;
  • las palabras entre corchetes faltan en la grabación y han sido añadidas para corregir el texto.
  • las palabras entre corchetes y tachadas figuran en la grabación pero deben eliminarse para que el texto sea correcto.

Transcripción

Roge Blasco: Y, bueno, pues vamos a seguir hablando de ciclistas; pero esta vez con un ciclista que lleva pero que muchas millas recorridas, muchos kilómetros recorridos en su bicicleta. Enseguida estamos en conexión con Estambul, en donde nos espera ni más ni menos que Álvaro Neil, Biciclown... Es la música de Merkan Dede que nos ambienta para irnos hacia allí, hacia Estambul, hacia Turquía. Y es en donde se encuentra ahora mismo Álvaro Neil, Biciclown, que lleva ya recorridos 42 925 kilómetros, en los tres años y cuatro meses que lleva de viaje desde que saliera de su ciudad, de Oviedo, allá el diecinueve de noviembre de 2004. Ha cruzado todo África, de norte a sur, de sur a norte. El resultado es un libro con el título de África con un par. Treinta y siete mil kilómetros por el África, en tres años en..., es lo que recoge el libro y, bueno, y desde entonces pues ha estado por Jordania, por Palestina, Israel, Siria, El Líbano. [En] El Líbano hicimos la última conexión con Álvaro Neil. Eso fue en el pasado mes de enero. Ha estado por Turquía, Chipre, de nuevo a Turquía y ahí... y ahí está. Pues le da... le damos la bienvenida a Álvaro Neil. Álvaro, ¿qué tal estás?

Álvaro Neil: Hola, buenas noches, desde Estambul.

Roge Blasco: Bueno, pues encantadísimos, Álvaro Neil una vez más [de] que estés con nosotros aquí. Nada, siempre es emocionante tenerte cerca, aunque sea en la voz, cercana ¿no?, aunque estés a... a bastantes kilómetros de distancia.

Álvaro Neil: El placer es mío, que es lo que me dicen las mujeres últimamente; je,je,je,je.

Roge Blasco: ¡Uy! Qué suerte tienes, je,je,je,je.

Álvaro Neil: Je,je,je,je.

Roge Blasco: Bueno, Álvaro Neil, que ya son muchos kilómetros los andados y bueno, y en esta nueva etapa, la etapa asiática, ¿qué tal te encuentras de ánimo? Me parece que bastante bien, ¿no?

Álvaro Neil: Sí, sí me encuentro... me encuentro bien, la verdad [es] que no... no pienso que han pasa'o tres años y cuatro meses; pienso que salí ayer. Ahora que hablas de la fecha de despedida de estos chicos que se van a Pekín, pienso en el día que yo salí de... de mi ciudad, de Oviedo, y es un recuerdo fresco, es ayer; no es hace tres años. Y eso significa que el camino lo he ido recorriendo lentamente. He podido tomar notas; he podido reflexionar de lo que he visto, no he ido rápido, he ido en bicicleta... Y ahora, después de haber hecho el libro, pues he cerrado de alguna manera la puerta de África; físicamente, no en el corazón porque siempre quedan abiertos los recuerdos. Y ahora iniciar el camino hacia... hacia Asia. Un camino con muchas curvas, pues estaba en Ankara y en vez de irme hacia el este, me he ido hacia el oeste, hacia Estambul. Pero, bueno es un camino que... que siempre tiene un... un punto de... de llegada aunque a veces tenga eh... recovecos en... en su andar.

Roge Blasco: Sí, ahora estás ahí en Estambul, llevas cuatro días, y por cierto ¿en dónde te alojas?, ¿estás siempre... como casi siempre estás entre amigos?

Álvaro Neil: Ahora sí. He encontra'o... pues una persona de aquí que conocí en... cuando recorrí la Capadocia, en Turquía. Me invitó. Alquila un lugar para... para estar conmigo. En fin, la vida del ciclista nómada es una vida llena de regalos, insospechada. Es una vida llena de sorpresas que uno no planea cuando sale y ahora ha aparecido esta persona, mañana es otra. Yo..., esta es una de las razones por las que no dejaré pronto el camino. El camino es demasia'o grande, demasia'o rico y eh... está lleno de amigos. Y encima, los que uno va haciendo siguen contigo, te visitan; en fin, la vida de la bicicleta, cuando uno es nómada en ella es muy grande, es muy grande.

Roge Blasco: Sí, los amigos por supuesto te dan muchísimo calor, pero claro, estás viviendo el invierno, el invierno en Oriente Medio. ¿Cómo es...?, ¿es un invierno crudo?, ¿has pasado frío?, ¿no?

Álvaro Neil: Sí, ha sido muy duro. De hecho, las carreteras estaban cortadas, bloqueadas por la nieve. En Estambul hacía diez años que no vivían una situación así. Han cerrado las escuelas y por eso me desvié a Chipre, para darle un poco tiempo a que las nubes pasaran. Y, bueno, pues he llegado a Estambul casi con la primavera. Ayer un día de perros, mucha lluvia, hoy sol, pero frío. En fin: la primavera. Y en invierno, ya parece que lo más duro ha pasado. Pero ha sido bastante frío. He pasa'o temperaturas de menos de quince grados, pedaleando sobre nieve. Y afortunadamente, como digo, teniendo un buen equipamiento se sufre menos en bicicleta. Y cuento con un gran equipo, un buen material que me permite pasarlas menos duras, menos canutas, que se dice.

Roge Blasco: Ya. ¿Y en dónde has pasado esos menos quince grados?, y ¿en dónde has pedaleado sobre la nieve?

Álvaro Neil: En... pues en Chipre precisamente, subiendo el monte Olimpo y también en... en las carreteras de... de Siria, de la frontera con Turquía. Y en Turquía con nieve, con ¡uf!... con lluvia, lluvia, lluvia, lluvia veinticuatro horas. Ha sido duro pero, bueno, el sol siempre sale para el ciclista tarde o temprano y afortunadamente como digo, con un buen equipamiento, las alforjas son impermeables, [lo que] hacía que al terminar la jornada el saco estuviera seco, la tienda también. Uno podía encontrar un poco de calor y al día siguiente, prepararse mentalmente para... para otro temporal, je.

Roge Blasco: Sí; para soportar la nieve y para huir un poquito [de] eso de los temporales te fuiste a Chipre ¿no?, pero sin embargo, por lo que has comentado, también al ascender al monte Olimpo pues también te encontraste con nieve.

Álvaro Neil: Sí, también me encontré con una situación de una isla, dividida: El norte para Turquía, el sur para Grecia. De repente me encontré con un viejo amigo: El euro. Hacía más de tres años que no tocaba un billete de euro. Y de repente, pues en la parte del sur que es Grecia, funcionaba el euro y los precios me hicieron pensar que a lo mejor no vuelvo a España porque..., je, aquello era carísimo, era una... vamos, terrible. Me daba dolor de cabeza sólo leer las cifras y por eso muchas veces hacía en los supermercados lo que hacen los toreros: el paseillo. Entraba por un la'o y salía por otro, sin comprar nada. Porque... je, je, claro, no había manera de... de adquirir nada, era todo muy caro y la gente también era bastante fría. Eh... así que, bueno, usé muchísimo la tienda. Y decidí poner fin a la aventura tras una semana y volver a Turquía porque las carreteras ya estaban en mejor estado y así pude llegar a una de las zonas más bonitas que he recorrido en bici, que es la Capadocia turca; una obra de la naturaleza, esculpida por la mano de... de Dios, porque el hombre todavía no la ha destruido y... una belleza, que cambia de forma, de color, según la luz del día. Es un espectáculo. Y sobre todo cuando uno lo recorre en bicicleta, ¿no?, que uno está mucho más cerca de... de la naturaleza.

Roge Blasco: Sí, perdona Álvaro; vamos a volver de nuevo a Chipre, porque creo que fuiste a Chipre precisamente pues huyendo de la nieve. Y bueno, pues te has encontrado, cómo no, pues un país, una isla que está dividida. [Al

Álvaro Neil: No, era un poco seca. Me acuerdo en un supermerca'o en Grecia. Entré y quería poner la bicicleta dentro para comprar algo y me dice: No, no, no la bici fuera. Y digo: Bueno, ¿puedes mirarla un momento mientras compro? No, no. ¿Cómo que no? Je, je. Me pareció algo inusual. Hacía mucho tiempo que alguien no me decía estas cosas. En Siria, en Turquía, en Jordania la gente era mucho más hospitalaria. Y bueno, Grecia está lleno de... De hecho, la moneda en... más que... más que el euro es la libra, eh... la libra inglesa. Está lleno de pubs, que ofrecen deportes las veinticuatro horas que... Hay un montón de nigth clubs, hay muchísima prostitución. El juego, por ejemplo, está prohibido en Turquía y en la parte norte de la isla está admitido. Hay veintidós casinos, para una población de cuatrocientas mil personas. Vienen jugadores de toda Turquía a gastarse durante el fin de semana miles de dólares. Bueno, es... es una... algo artificial, totalmente artificial. Pero la isla es muy bonita, los paisajes y... y merece la pena recorrerla. Es... es un espectáculo. Está llena de monasterios ortodoxos también... También los curas no eran de lo más simpático; al verte llegar con pantalón corto, pues eh... en vez de darte la bienvenida te decían que te fueras a vestir, que a ponerte un pantalón. Y lo que yo hacía era ponerme el turbante que suelo llevar. Me lo quitaba de la cabeza y lo ponía alrededor de las piernas. Y el hombre me decía: Pero, ¿no tienes pantalones normales?. Je, y le miraba a él con sotana, ¿no?; que no tenía... tampoco llevaba pantalones...

Roge Blasco: Je, je, je, je, je.

Álvaro Neil: ...y digo: Joe, ¿habrase visto, este hombre?, je, je, je

Roge Blasco: Je, je, je,

Álvaro Neil: Je, je, ¿no tendrá espejo en la celda? Pues no, no tenía. Je, je, je.

Roge Blasco: Je, je, je. Bueno, el caso es que..., fíjate, después de haber recorrido todo África, durante tres años, y encima de la manera [en] que lo has hecho: por desiertos, subiendo montañas, por caminos pedego... pedregosos, con toda la hospitalidad que te has encontrado en el af... en el África; luego Oriente Medio, me imagino que..., imagínate, como países árabes, pues la hospitalidad es norma, ¿no? Y bueno, encontrarte con el euro en la parte de Chipre, de Grecia y luego, pues con todas estas cosas que tenemos a veces los europeos, tiene que ser un pequeño golpe, ¿no, Álvaro?

Álvaro Neil: Sí, es un poco, pero bueno... Estoy acostumbra'o a... a un día tener flores y al siguiente espinas. No me acostumbro a unas y a otras y... y nada es eterno. Hoy tengo una casa aquí en Estambul que es un palacio, donde vivo. Mañana volveré a mi tienda. Nada es permanente. La vida es un continuo cambio y hoy hay gente buena, mañana hay gente mala. Uno también está de buen humor hoy, mañana de mal humor. La vida es un cambio y esto es lo bonito. Yo no podría vivir todos los días bebiendo una botella de vino. Me gusta de vez en cuando, pero también tener agua. Y la escasez es lo que da valor a la... a la abundancia. Y la... la... la gente agria, la gente de mal carácter es lo que da valor a la gente que ha sido hospitalaria conmigo. Así que todos son lecciones en el camino, y no hay que olvidarse que... que la hospitalidad existe, pero tampoco es norma generalizada.

Roge Blasco: Bueno, ¿y siempre sin abandonar las narices de payaso, no?

Álvaro Neil: Tratando, sí, de hacer el espectáculo, por lo menos de hacer reír a la gente con... je, con mis bromas y consiguiéndolo muchas veces. Pero ahora es difícil. Por ejemplo, he ido a visitar la embajada de España en Ankara y... no me han ofrecido ni un solo contacto, por no decir ni un café. Pero, ni un solo contacto de una ONG local con la que poder hacer el espectáculo, gratuitamente. Y a veces uno piensa, pues estos diplomáticos que están ganando en el extranjero seis mil euros, eh... que viven en el país hace años, ¿no? ¿Qué... qué clase de relaciones tienen, de redes?; si no tienen conocimiento de un mísero horfanato, de un mísero hospital en el que yo pueda ofrecer mi espectáculo; y bueno, me fui de Ankara a los dos días porque no había nada que hacer, ¿no? Yo, mi espectáculo lo ofrezco, como digo, gratuitamente, en lugares desfavorecidos, pero yo no tengo secretaria que va por el camino haciéndome la agenda; es que yo me lo busco y a veces surgen los contactos y a veces no. Y aquí en Turquía pues de momento es difícil, pero bueno, no pierdo la esperanza. Si surge bien y si no, pues también tengo cosas [de] que preocuparme, como la bicicleta, que ahora... ahora hay que meterle mano, hay que hacerle un poco de cirugía estética.

Roge Blasco: Sí, porque has tenido problemas, ¿no?, con la bicicleta. Ahora mismo creo que está medio rota, ¿no?, o qué. ¿Tienes alguna avería?

Álvaro Neil: Sí, bueno, esta bicicleta nueva que es un modelo, la verdad, muy, muy, muy potente. Creo que es... pienso, lo digo sin... sin humildad, porque es cierto, es la mejor bicicleta hecha para viajar, con un sistema de cambios interno revolucionario. Eh... pues ha tenido un problema que creo que... que creo puede ocurrir hasta en las mejores familias. Y se ha roto una pieza y gracias a que cuento con... con soporte de... de la mejor tienda de bicicletas de España que es Bike Tech; pues me han enviado no sólo el cuadro sino el mecánico oficial, je, con veinticinco años de experiencia a 'l Cairo, perdona a... a Estambul para hacer el montaje, el trasvase de cuadro, hacer la... mantenimiento y poder seguir viaje. Porque ellos confían en este proyecto, jmm, no como una forma de vender sus productos, sino como una forma de viajar conmigo por el mundo.

Roge Blasco: Ya, pues fíjate qué categoría, ¿no?, que te vayas hasta... No sólo que te lleven el cuadro, sino que te vaya allí un... una persona pues a arreglarlo y demás.

Álvaro Neil: Sí, sí. Lo que... lo único que le echo en cara a esta tienda, a Bike Tech, [es] que en vez de tener mecánicos no tenga mecánicas, pero bueno, esto... todo se andará, je, y están tratando de resolverlo.

Roge Blasco: Sí y ¿[de] qué marca es esa bicicleta, que dices que es tan buena?, con la que estás...

Álvaro Neil: La bicicleta es un compendio de varias cosas, es como [si] dijéramos el motor de una, la... el cuadro es [el la] alma máter de cromolio-aluminio y está hecho a mano en Holanda, es de la marca Koga-Miyata. Es un sistema de cambios revolucionarios que prácticamente no tiene nadie en España porque es desconocido, es holandés, es Rohloff; tiene garantía prácticamente de por vida. Las alforjas son alemanas..., en fin, es un poco de todo y el chorizo asturiano, ejem.

Roge Blasco: Ya, ya, ya. Bueno y que la anterior eh... bicicleta, con la que recorriste[s] todo África, esos tres mil... treinta y siete mil kilómetros durante tres años, que es la bicicleta que [le] llamaste[s] Kova, ¿en don... en dónde está ahora mismo?

Álvaro Neil: Kova está expuesta en el barrio de Gracia, en esta tienda, en Bike Tech, con todo el material; para que la gente la pueda ver. Y casualmente, Roge, aquella bicicleta se llamaba Kova, en honor a la virgen de Covadonga y esta, je, la marca es Koga, o sea que esta bicicleta se llama «Kogadonga».

Roge Blasco: Je, je, je, je. Bueno... bueno, Álvaro, así que no has podido dar tu... en los últimos días, en las últimas semanas, el espectáculo de clown, porque..., bueno, aunque es uno de los objetivos de tu viaje, recordemos que uno de tus lemas es «miles de sonrisas alrededor del mundo», porque estás recorriendo en bicicleta eh... todo el planeta y ofreciendo pues espectáculos de clown, ¿no? Pero, aparte de estos espectáculos, por ejemplo, sé que en los últimos días sí que has dado alguna charla, ¿no?

Álvaro Neil: Sí, a veces surge la oportunidad de compartir tus experiencias con la gente, ilusionar a otra gente para que viaje. Yo he dado charlas de mi viaje en el Instituto Cervantes de 'l Cairo, en el de... de Beirut, en el de Trípoli y, shamla [?], daré una charla también en el de... en el de aquí, de... de Estambul. Al principio son un poco reticentes [de a] abrir sus puertas a alguien que viene así, con el pelo revuelto y canoso, pero bueno, cuando ven tu proyecto, ven la página, ven que no caíste ayer del árbol son más flexibles y son receptivos. Y sobre todo porque la charla es hablar de... de viaje, hablar de sueños, hablar de ilusiones y creo que eso hace falta hoy en día. La gente necesita más... más ilusión y... y necesita cumplir sus sueños. Eh... hay mucha gente ahora, escuchando este programa que... que... que tiene los dientes largos y yo creo que esa es la gente que a mí me alienta y a ellos es a los que me dirijo: Que ojalá a un corto, medio o largo plazo hagan sus sueños realidad y yo y otros viajeros no seamos más que pequeños empujones en su espalda para hacerles saltar del sillón un día.

Roge Blasco: Álvaro Neil y ¿cómo es tu vida ahora mismo, aquí en Estambul? Cuando llegas a una ciudad tan grande como pueda ser Estambul, o bueno, anteriormente pues en Beirut, en donde hicimos la conexión en enero, o por ejemplo, anteriormente también en El Cairo; o bueno, en El Cairo ya estuviste[s] como... como cuatro meses, ¿no? Pero bueno, ¿cómo es tu vida? Una vez que te asientas un poquitín, unas... unos días, eh... ¿a qué te dedicas?, por ejemplo ahora mismo en Estambul.

Álvaro Neil: Bueno, pues eh... ahora ha[n] venido una productora de Barcelona, también, Filmina, a grabar un... un documental que este año espero que salga en las televisiones. Junto con el mecánico han venido y estamos cinco días pues trabajando en esto. Pero si ellos no están mi día a día es tratar de conseguir algún contacto para hacer el espectáculo y sobre todo actualizar la web. Estoy tratando de sacar una web nueva. Eh... mover el libro de África con un par, porque hay librerías que lo piden, pues gestionar los envíos. En fin, un poco labores de... de secretaria porque la que tenía se... se fugó hace tiempo con un camionero y, je, en fin, gestionar el... el día a día, ¿no?. Las finanzas, lavar la ropa, reparar alguna cosilla, buscar comida y averiguar la ruta nueva, planificar los visados... Nunca falta trabajo, la verdad.

Roge Blasco: ¿Cómo se puede conseguir tu libro África con un par? Porque ya lo has dicho que está recibido en algunas librerías, ¿no?

Álvaro Neil: Sí, pero no en todas. Generalmente se vende solamente a través de la librería virtual paquebote, que es una librería que vende libros por internet. La gente paga con tarjeta de crédito y le llega a casa en tres días, y esa dirección se consigue a través de mi web, en biciclown.com está el contacto. Y algunas excepcionalmente lo... lo tienen. En la Desnivel, de Madrid o en Muga, pero excepcionalmente. Pues como digo, normalmente se consigue por... por paquebote. Y el libro ha sido seleccionado ahora para el premio de[l] Consorcio del camino del Cid. Un concurso de libros de viaje editados en el 2007. Y bueno, está ahí finalista y pues yo tengo ilusión de que puede ganar y sobre [todo] tengo ilusión de que la gente que lee el libro sólo me hace una crítica: que sea demasiado corto. Pero no es que el libro sea corto, son doscientas páginas, es que la gente lo lee rápido y eso quiere decir que pienso que está escrito con cabeza, con cariño.

Roge Blasco: Ya, y además con mucho contenido, porque sé que viviste[s] África y te seguimos en la ruta africana con muchísima pero que muchísima intensidad, ¿no?, en esos treinta y siete mil kilómetros que se recogen en este libro África con un par.

Álvaro Neil: Sí, lo... lo dificil a veces es hacer un libro resumido de tres años, ¿no?. El Quijote lo hace cualquiera, pero... Je, je, je...

Roge Blasco: ¡Bueno! Je, je, je, je.

Álvaro Neil: Je, je, es broma, es broma, je, je, je.

Roge Blasco: Je, je, je, je.

Álvaro Neil: Je, je, je. Si me oye Sancho Panza... No, no, es broma, quiero decir que, je, que a veces lo difícil es resumir. Porque tres años, pues hay p'a contar mucho, ¿no?, pero bueno, yo en el libro he conta'o mi historia, la historia de otras personas. Hay historias de África y las batallitas las dejo para... para mis amigos cuando vienen a verme y tomamos unas cervezas.

Roge Blasco: Sí, bueno, el libro lo... se puede encontrar, entre otros sitios, en la librería Muga, de Iruña. Allí está Jokin Azqueta, que es una librería, bueno, pues en Euskal Herría de las pioneras o... o la pionera casi casi, ¿no?, dedicado al tema de... de equipa... de equipamiento de montaña, pero sobre todo sin olvidar nunca los libros. Y ahí está África con un par, en la librería Muga de Iruña, entre otros sitios. O si no, podéis acudir a tres uves dobles punto biciclown.com, tres uves dobles punto biciclown.com. Álvaro Neil, bueno, pues ya para terminar, dinos eh... qué, cuál es el próximo, lo próximo que te... que te va suceder. ¿Para dónde vas a tirar?

Álvaro Neil: Ahora voy a tirar p'al baño, porque je, je, estoy que no me aguanto, pero bueno, una vez que...

Roge Blasco: Je, je, je, je.

Álvaro Neil: Je, je, je... que haga la visita de rigor, eh... en unos días reemprenderé el camino hacia Georgia, Azerbaiyán, Irán y... todos los países que acaban en... en «tan»: Kirjizstán [?], Tajikistán [?], Kazajastán y hacia China, India..., en fin, Asia me esperan un... un par de añitos y... y espero conectar contigo, con los oyentes del programa, pues en... en alguno de estos países tan... exóticos.

Roge Blasco: Ya, fíjate, igual coincides con Arturo Martínez y Diego Arrandonea, que también parten para allá desde Vitoria-Gasteiz hasta Pekín, y han sido nuestros anteriores invitados; van en bici.

Álvaro Neil: Seguro. Será... será un placer. Y la verdad, me he encontrado con muchos ciclistas en el camino; volveré a encontrarme con Daisuke, posiblemente, el japonés que lleva diez años viajando; con Loncho, que está dando la charla este sábado, pues con él estuve viajando en Mozambique. El mundo es muy grande para el que lo ve desde la televisión y es muy pequeño p'al que lo recorre en bicicleta. Y es muy seguro que nos encontraremos con estos ciclistas, porque de verdad que el mundo no es tan grande y este es uno de los problemas que tengo ahora mismo.

Roge Blasco: Je, je. ¿Por qué? Porque...

Álvaro Neil: Porque se me acaba, y es que se me acaba y no acaban de resolver lo de la gravedad en la luna...

Roge Blasco: Ja, ja, ja, ja.

Álvaro Neil: Ja, ja, ja, para pedalear... Estos americanos no sé qué están pensando, no hacen más que... Sacan mucho iPod, pero lo de la gravedad no lo resuelven.

Roge Blasco: Ya, ya, ya. Bueno, pues... pues ahí está Álvaro Neil, que necesita muchos mundos para... para saciar su conocimiento, sus ganas de divertir a la gente, de saborear el camino, de conocer gentes. Algo... bueno, pues que no... que va a ser interminable, Álvaro Neil. O sea que está clarísimo.

Álvaro Neil: Ojalá, ojalá, ojalá, Roge, y que tú lo veas.

Roge Blasco: Sí, por supuesto. Ahí te seguiremos. Muchísimas gracias Álvaro Neil. Esta vez desde Estambul. Un fuerte abrazo.

Álvaro Neil: Un abrazo. Agur, Roge.

Roge Blasco: Agur, chao. Bueno, pues ahí está ese libro, África con un par. Si lo podéis conseguir, si lo queréis conseguir en la librería Muga de Iruña o si no en tres uves dobles punto biciclown punto com.

Archivo de sonido

Si quieres escuchar la entrevista, puedes descargar la grabación original de unos 20 minutos (MP3, 4736 KiB) que hice.

Para saber más