Suscripción

Suscribirse a las actualizaciones en castellano de estas páginas:

Compartir esta página

Publicidad




Tienda de campaña

Contenido:

Tienda de campaña para viajar en bicicleta. Modelos de 2003. Quechua Forclaz T2+Ultralight.


Considerad primero cuán mínimo puede ser vuestro refugio para cumplir con lo absolutamente necesario. Por aquí he visto a indios Penobscot que vivían en tiendas de un liviano material de algodón, mientras la nieve alcanzaba a su alrededor un par de palmos [...]

Antes [...] solía reparar en una gran caja de madera próxima la vía del tren, de unos dos metros de largo por uno de ancho [...]; y se me ocurrió que todo aquel que pudiere hacerse con una semejante por un dólar [...] podría recogerse en ella cuando lloviera y por la noche para, una vez cerrada la tapa, gozar en plena libertad de sus sentimientos y de independencia en su espíritu. [...] Uno podría velar cuanto quisiera y ponerse en marcha tan pronto como se levantara, sin que casero o amo alguno le atosigara a causa de la renta. Más de uno, que no habría muerto de frío en una caja como esa, se ve agobiado hasta la muerte por tener que pagar la renta de otra, sólo que más grande y lujosa.

Henry D. Thoreau (1817-1862), Walden, trad. Carlos Sánchez Rodrigo,Parsifal Ediciones, 1989, página 41.

¿Se necesita tienda de campaña para viajar en bici? Depende más de cómo que de cuánto quieras viajar. En palabras de Juanjo Alonso, que dio la vuelta al mundo en bicicleta, en su libro Manual de cicloturismo: En la mayoría de los casos merece la pena llevar este exceso de peso para asegurar un descanso efectivo. Sin embargo, viajando por zonas habitadas y con buen tiempo lo más probable es que termines paseando los dos kilos de tienda de un lado a otro sin usarla, como le pasó a Miguel Ángel Díaz en su viaje al Himalaya: La tienda de campaña que portaba, y con capacidad para dos personas[,] pesaba dos kilos escasos. La paseé por toda Europa durante cuatro mil kilómetros sin sacarla de la funda y en Estambul la envié de vuelta a casa (De la Alcarria al Himalaya, Ediciones B, 2000, página 303).

En la mayoría de los pueblos encontrarás algún rincón tranquilo donde dormir al aire libre, o incluso bajo techo. Si prefieres dormir fuera de las poblaciones, entonces una tienda te sacará de más de un apuro, sobre todo con mal tiempo, y te dará total independencia.

Si estás buscando una tienda, recuerda que, según parece, el número de plazas indicado por los fabricantes se refiere a personas que se conozcan muy bien, pues estarán bastante juntitos, y que dejen todo su equipaje fuera. Para viajar solo basta una tienda monoplaza, pero por un poco más de peso una biplaza permite tener todo el equipaje dentro si hace falta y aun así pasar cómodamente las horas en caso de necesidad (por ejemplo bajo una tormenta).

Esta es mi experiencia con tiendas hasta la fecha:

Tiendas de campaña de 2003

Modelos de tiendas de campaña de 2003.

tienda de campaña Quechua Forclaz T2+Ultralight

Experiencia con la tienda de campaña Quechua Forclaz T2+Ultralight. Reparaciones.

Tienda de campaña artesanal

Tienda de campaña artesanal para viajar en bicicleta hecha con los restos de una antigua tienda de tipo canadiense.